FANDOM


Blackzone

Zona Negra de Sevilla.


´´Si entramos en esta zona la radiación nos matará, Julián, no podemos permanecer aquí durante más tiempo. Vámonos, por favor.´´

                           --Alejandro Montero


Las Zonas Negras son las áreas más hostiles sobre el planeta Tierra. Aunque no son especialmente extensas, la radiación, las enfermedades y las catástrofes climáticas han cambiado radicalmente el aspecto de estas áreas hasta convertirlas en un auténtico infierno.


Características

Biosfera: Eliminada / Hostil                       Temperaturas: Insoportables

Ecosistemas: Eliminados / Hostiles           Niveles de polvo atmosférico: Saturación

Infraestructuras: Colapso absoluto             Clima: Catastrófico

Radiación: Mortal                                      Anomalías: Mutaciones extremas, peligros desconocidos...

Descripción

Estas zonas han recibido el impacto directo de los misiles nucleares o han sido víctimas de ataques de naturaleza química, biológica o similar, degradándolas hasta tal punto que la vida ya no es posible en ellas.

La biosfera en las zonas negras está absolutamente eliminada y convertida en un ceniciento desierto donde es imposible la existencia de toda vida más allá de insectos resistentes como cucarachas y similares.  Las edificaciones y asentamientos humanos en estas áreas están deshabitados o destruidos. Nadie se atreve a acercarse a estas zonas debido a la falta de alimento y refugio, las tormentas radiactivas, el voluble clima, los impresionantes niveles de radiación, las enfermedades y una infinidad de peligros que nadie conoce en su totalidad y que resultan imposibles de predecir. La única manera de que un ser humano pueda sobrevivir en estas zonas es gracias a la protección de algún sistema estanco, como un traje anti-radiación, máscara de gas, o una armadura presurizada como la de un Cerbero.

El clima de estas áreas está muy alterado, el debilitamiento de la capa de Ozono, el polvo, la acción nuclear y otros factores las hacen pasto frecuente de anomalías climáticas y desastres meteorológicos de dimensiones extraordinarias.

 Es imposible estimar el porcentaje total del mundo que ha quedado inhabitable pero se estima que no es demasiado elevado.